Sunday, January 27, 2019

H A B L A R   D E  M Á S
Proverbios 10:19


Las frases provocadoras en el terreno de la competición se han vuelto cada vez más comunes en los últimos años.  ¿Cómo debemos los crisitianos enfocar esta situación?  Las escrituras están llenas de palabras sabias relacionadas con nuestro hablar.  Uno de ellos se presenta a continuación.


En Proverbios capítulo 10, verso 19 dice, “El que mucho habla, mucho yerra; el que es sabio refrena su lengua.”

Mientras más hablamos, más aumentamos la posibilidad de hablar tonterías.  Probablemente tú conoces a alguien que habla demasiado y con ello provoca daños para él y para otros.  Esto es lo a lo que se refiere el proverbista cuando dice en otra versión “que no falta el pecado” o “mucho yerra”.  Inclusive los mejores de nosotros pecaremos con nuestra lengua si hablamos demasiado.



Contrariamente, cuando permanecemos en silencio en ciertas discusiones, mostramos una sabiduría fuera delo común.  Alguna gente habla cuando no hay nada que decir.  Haríamos bien si hablamos solamente cuando sea apropiado y cuando nuestros comentarios traigan bienestar a la situación “El que es sabio refrena su lengua”. 


Mientras oras hoy, pídele al Señor que guarde tu boca.  Pídele que te ayude a controlar lo que dices, cuando hablar y dónde hablar.


El plan de lectura:
Salmo 4
Génesis 12-14