Saturday, November 4, 2017

D O M I N I O   P R O P I O
1 Pedro 1:13

 ¿Qué pasa cuando uno compite de una manera descontrolada?  Esa persona comete faltas tontas, obtiene penaltis técnicos, es sancionado por  comportamiento antideportivo, aun pudiera ser descalificado. El valor de competir con dominio propio es obvio y la consecuencia es inmediata.  ¿Qué valor puede tener el dominio propio más allá de una competencia deportiva?

Pablo escribió a sus amigos acerca del dominio propio en su primera carta en el capítulo 1 y versículo 13 donde leemos, “Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo.” 

Después de haber hecho la preparación mental para la competición, tenemos que ejercitar el dominio propio para que realicemos el plan de juego y juguemos a un nivel óptimo.  Si perdemos el dominio de nuestras emociones o nuestro enfoque en la asignación, nos estaríamos distrayendo del objetivo y el fracaso nos perseguiría.

En la competición de hoy y por toda la temporada, preparen sus mentes para actuar y tener dominio propio.  Esto será la clave para la victoria, en y fuera del campo de la competición.

El Plan de Lectura Bíblica:
Juan 8:12-20
Job 4
Ezequiel 13-15