Tuesday, June 27, 2017

P A L A B R A S   S A B I A S
Proverbios 25:11

¿Alguna vez has querido decirle algo a un amigo, pero te acobardaste en el ultimo minuto porque pensaste que le parecería tonto o embarazoso?  ¿Te arrepentiste luego de no haberle dicho?  ¿Qué opinina Dios sobre tales situaciones?

En el libro de Proverbios, en el capítulo 25 y versículo 11 dice, “Como naranjas de oro con incrustaciones de plata son las palabras dichas a tiempo.”  Todos nosotros sabemos el valor del oro y de la plata, aun y cuando no nos alcance el dinero para comprarlos.  También conocemos lo dulce que son las naranjas.  ¿Cuán valioso y dulce serían a nuestra alma unas naranjas de oro?  Es cierto que valdrían mucho, sobre todo cuando nos las sirvieran en platería de primera calidad.

El punto de este proverbio es que nuestras palabras, dichas en las circunstancias apropiadas, tiene un valor inconmensurable.  Este es mi reto para ti: habla con propósito a aquéllos en quienes quieres invertir. Es probable que tengas compañeros que te han estado contigo por toda la temporada y quizás a lo largo de tu carrera.  Diles lo que quieres para ellos; desafíales a alcanzar la excelencia; llámalos a ser deportistas de buena carácter como tú.  Construye una tradición de hablar a los que te siguen con palabras elegidas con cuidado y sabiduría.

Elige a otros en el programa que han sido importantes para ti y exprésales tu aprecio a ellos también.  La oportunidad se irá pronto, no pierdas la oportunidad de servirles unas naranjas de oro con incrustaciones de plata.

El Plan de Lectura Bíblica:
Salmo 119:49-56
1 Reyes 12