Sunday, February 4, 2018

L A   A D V E R S I D A D
Miqueas 7:8


¿Cómo reaccionas cuando estás perdiendo aplastantemente y tu contrincante te echa sal en la herida, restregando su victoria? ¿Cómo se siente perder y oír las burlas por su  apabullante victoria mientras caminas hacia los vestidores?  ¿Cuál debería ser tu actitud ante tal falta de respeto?

El profeta Miqueas encontró tales actitudes y escribe acerca de ellas en el capitulo 7 y verso 8, “Enemiga mía, no te alegres de mi mal.  Caí, pero he de levantarme; vivo en tinieblas, pero el Señor es mi luz.”

Miqueas aconseja a su enemiga triunfante que no es sabio recrearse en su victoria.  El regresará.  También él le dice que aunque conoce la experiencia de sentarse con pena en las tinieblas de la desesperación, pondría su confianza en el Señor quien le dirigiría hacia el futuro.

Me alegra mucho cuando un competidor regresa y  debido a su dominio propio y a la perseverancia, derrota a un oponente quien había estado provocándolo anteriormente.     Me impresiona el equipo que sufre calladamente una decepcionante derrota, sólo para fortalecer su determinación y competir valientemente la próxima vez.

En lo que te preparas para la competición de hoy, protege tu corazón del orgullo tonto que a veces viene cuando se está ganado tempranamente en el partido.  No te vanaglories sobre tu enemigo.  Aun si estás perdiendo, mantén tu actitud y sigue jugando bien en todo el partido, confiando que el Señor iluminará el camino a la victoria.


El plan de lectura:
Mateo 12:1-21
Hechos 17:1-15
Éxodo 10-12

No comments:

Post a Comment