Thursday, November 30, 2017

T E R M I N A D O
Juan 19:30

 ¿Quién es el mejor jugador que has visto que termine un juego?  ¿Quién es el mejor en cumplir la temporada con fuerza y entrar con energía y determinación?  Jesús también sabía cómo terminar las cosas bien.

 Lo leemos en el evangelio de Juan en el capítulo 19 y versículo 30.   Dice, “Al probar Jesús el vinagre, dijo:  —Todo se ha cumplido.   Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.”

Aquí esta una lista de personas que cumplieron las cosas bien: Joe Montana tiene la pelota y faltan menos que dos minutos del juego… él lo cumplió bien.  Michael Jordan de los Bulls tira en el momento final… él lo cumplió bien.  Michael Johnson hizo la carrera hacia la línea de llegada en la carrera de 400 metros en las olimpiadas… él lo cumplió bien.  Jesús era una persona cumplidora más que cualquier de estas personas.

Él está por morirse en la cruz y con fuerza, Jesús exclama, “Todo se ha cumplido.”  Él cumplió todo lo que vino a hacer.  Él ha cumplido cien por ciento  los objetivos de su vida.

Seamos como Jesús y cumplamos bien en la competición de hoy.  No dejemos o cedamos hasta que se cumpla el último juego del partido.  Les daremos honra con nuestro esfuerzo a ambos, a Dios y a nuestro equipo.

El Plan de Lectura Bíblica:
Juan 11:17-37
1 Juan 3:19-24

Wednesday, November 29, 2017

R E S P E T O
1 Pedro 2:17

 ¿Qué es lo que hacen los jugadores con frecuencia que es un gesto genuino de respeto?  Te he visto hacer comentarios animados a un jugador tras una buena jugada. 

Unos jugadores hacen un gesto de aprobación a un compañero después de hacer un buen pase.  Quizá sea un saludo con un movimiento de cabeza.  ¿Cómo podemos darles el debido respeto a nuestros compañeros, entrenadores, contrincantes y aun a los árbitros?  ¿Por qué nos importa esto? 

 Pedro entendió el valor en darles la honra y el debido respeto a personas y lo habla en el capítulo 2 y versículo 17 de su primera carta, “Den a todos el debido respeto: amen a los hermanos, teman a Dios, respeten al rey.”

Ciertamente hay muchas maneras de darles respeto a tus compañeros durante el curso del partido.  Pedro nos reta a aprovechar todas estas cosas.

Cuando Pedro nos dice que debemos respetar al rey, pensamos en darles respeto a los que tienen autoridad en nuestro equipo.  Por eso es que honramos a los entrenadores, a los árbitros y a nuestros padres.  En esta escritura, se encuentra una declaración que alimenta las demás, temer a Dios.  Temer a Dios significa tener el sobrecogimiento reverente y el respeto por Él.  Cuando damos el respeto al Creador del universo, es un poco más fácil darle honra a cualquier autoridad bajo Él que esté en nuestras vidas.

Cuando compitas hoy, dales honra a todas las personas, incluso los espectadores y los jugadores de reserva del otro equipo.  Ama a los hermanos, a tus compañeros con todo corazón.  Teme a Dios, dale el debido respeto.  Honra al rey, manténgase en orden y muestra el debido respeto a los que tienen responsabilidad por tus acciones y actitud.

El Plan de Lectura Bíblica:
Job 10
Ezequiel 31-32

Tuesday, November 28, 2017

E J E C U C I Ó N
Juan 13:17

 ¿Qué es mejor: conocer todas las jugadas o ejecutar uno de esos juegos con perfección?  Creo que lo sabes y hoy escucharemos que Jesús habla de que es mejor ejecutar que saber.

 Podemos escucharlo cuando leemos Juan capítulo 13 y verso 17, “¿Entienden esto? Dichosos serán si lo ponen en práctica.”

 Esta declaración viene directamente de Jesus poco después de que él le había lavado los pies a cada uno de sus discípulos.  Ellos ciertamente pensaban que era una buena idea, pero ahora El les dice que es más importante hacerlo que tan sólo saberlo.

 Es igual con tu equipo.  La alegría del jugar de un buen equipo es ejecutar, no sólo saber el libro de las  jugadas.  Hay que anotar para ganar.  Hay que ejecutar el juego para tener la oportunidad de marcar.  Conocer sólo las jugadas nunca resultará en una anotación.  Saber el libro de juegos jamás resultara en un gol, el juego no se realiza en papel.  De hecho, tú y tus compañeros tienen que ejecutar el juego.  Realizarlo es clave.

 En la competición de hoy, toma su conocimiento del libro de juegos y ponerlo en práctica.  Haz unas jugadas.  Ejecuta cada juego con disciplina y pasión.  Esto conlleva el trabajo en equipo, la victoria, y la diversión.
El Plan de Lectura Bíblica:
Juan 9:13-25
1 Juan 2:1-11

Monday, November 27, 2017

T R O F E O S
1 Juan 2:17

¿Qué parte de este deporte permanece?  ¿Los premios ganados, los campeonatos, los trofeos o las medallas?  Probable que no.  ¿Y las amistades, los recuerdos, y los retos de carácter que acompañan a las competiciones?  Muchos aspectos del juego pasan con rapidez.

El apóstol llamado Juan escribió sobre el carácter pasajero del mundo en su primera carta en el capítulo 2 y verso 17.  Allí leemos, “El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.”

Aun los anillos y los trofeos de campeonatos y los trofeos se deslustran con el pasar de tiempo.  Como dice Juan, el mundo se acaba.  También dice que los malos deseos fallecen con el mundo.  También es cierto.  Aun los deseos fuertes decaen al final.

Como la persona que hace la voluntad de Dios, las partes más sabias y nobles del juego reportan beneficios en nuestras vidas por décadas y aun más allá de la tumba.  Los retos de carácter y las amistades fieles que desarrollamos a través de la carrera atlética, forman nuestras vidas.

Pon todo el corazón en la competición de hoy.  Comprométete totalmente a tus compañeros y entrenadores, eso es la voluntad de Dios hoy.   Al hacerlo, dejarás una huella en tu alma que perdura y una inversión permanente en cada compañero.

El Plan de Lectura Bíblica:
Job 5
Ezequiel 20-21

Sunday, November 26, 2017

E J E M P L O S
Juan 13:13-15

¿Mientras aprendías los fundamentos de tu deporte, cuán importante es tener   un ejemplo que mirar?  ¿Cuán valioso es mirar un video de jugadas bien ejecutadas?  ¿Cuán valioso es tener jugadores experimentados para demostrar la técnica apropiada y las destrezas para jugar con excelencia?  Estos conceptos no son nuevos en el atletismo ni a la vida en general.  Jesús habla de este asunto en la carta de hoy.

Podemos escuchar a Él en Juan capítulo 13 y versículos 13 al 15, “Ustedes me llaman Maestro y Señor, y dicen bien, porque lo soy.   Pues si yo, el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies los unos a los otros.  Les he puesto el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo he hecho con ustedes.”

Los discípulos de Jesús recién habían experimentado que Jesús le lavara los pies, uno por uno.  Más que hablar del servicio y la humildad, Jesús lo realizó y lo vivió, proveyéndoles así con un ejemplo.

Este es la mejor manera para que los entrenadores y los dirigentes del equipo enseñen los valores que guiarán a su equipo.  Dirigir con las acciones habla más fuerte que mil horas de palabras.

En la competición de hoy, dirige con tus acciones, aun más que con tu palabra.  Si quieres jugar fuerte, juega con fuerza.  Si quieres el ánimo del banquillo, tú tienes que empezarlo.  Si quieres que tus compañeros jueguen sin reservas, tú tienes que hacerlo primero para fomentarlos.  Aprenderán lo mejor cuando  lo experimenten.

El Plan de Lectura Bíblica:
Juan 8:1-11
2 Pedro 2:10-16