Friday, February 9, 2018

D I S T I N C I Ó N
Hechos 15:9


 ¿Qué tipo de distinción se da con facilidad entre tus compañeros de equipo?  Seguramente hay diferencias en términos de tamaño, fuerza, velocidad, agilidad, habilidad, inteligencia, transfondo y más.  ¿Qué se puede hacer para borrar estas distinciones y unificar al equipo?  La escritura de hoy nos da una idea de lo que Dios hace para unificar a la gente.


En el capítulo 15 de Hechos, verso 9 leemos, “Sin hacer distinción alguna entre nosotros y ellos, purificó sus corazones por la fe.” Aquí está Pedro, uno que había sido intolerante, pidiéndoles a otros que acepten a personas que él mismo había odiado días antes.  Su corazón había cambiado y ayudó a unificar un grupo de gente bien diverso.

La clave para tal unidad es un corazón purificado por la fe, que puede ver la esencia de los demás a través de las diferencias externas.

Mientras te preparas para la competición de hoy, purifica tu corazón por la fe.  Activamente confía en que Dios cambia tu corazón.  Confía en tus compañeros entretanto buscan la victoria.  Confía en tus entrenadores que te capacitan para dar lo mejor de ti en la competencia.


El plan de lectura:
Mateo 13: 44-58
Hechos 19:23-41
Salmo 32
Éxodo 24-26

No comments:

Post a Comment