Thursday, February 1, 2018

   A U T O C O N T R O L
1 Corintios 9:25


¿Cómo será competir por algo que no pierde su brillo en un estante?  Todos mis trofeos se están llenando de polvo y están perdiendo su importancia.  ¿Qué será luchar por un premio que valga la pena, que nunca pierde su esplendor, pero que requiera un gran esfuerzo y concentración para obtenerlo?  La biblia habla de tal premio.

En la primera carta de Pablo a sus amigos en Corinto, capítulo 9 y versículo 25, dice, “Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre.” Todos necesitamos disciplina, autocontrol.

Algunos de nosotros necesitamos autocontrol sobre nuestras lenguas; otros  sobre sus temperamentos, o sobre su apetito, o sobre nuestro tiempo o hábitos de estudio o algo más.

¿Por qué el autocontrol es tan importante?  Nos guarda de vivir nuestras vidas fuera de control y de perder el enfoque de los asuntos más importantes de la vida.  Sin autocontrol, nuestras vidas se parecerían a un carro que patina por la calle sin control.  Inminentemente vendrá un choque horrible.

El escritor habla de competir para obtener un premio.  En la competición de hoy estarás buscando ganar un premio y va a requerir de ti autocontrol para maximizar tus dones y habilidades que te lleven a alcanzar la meta de ganar la competencia.

Ora por el fruto del autocontrol para que sea evidente en tu vida hoy y para que te aproximes al campo de competición con una gran confianza.  Compite de tal manera que te lleve a ganar premios, perecederos y eternos.


El plan de lectura:
Mateo 10:21-42
Hechos 15:22-41
Salmo 24

No comments:

Post a Comment