Thursday, January 10, 2019

V A L O R   Y    F O R T A L E Z A
2 Tesalonicenses 2:16

¿Quiénes son las personas en sus vidas que alientan su corazón y los fortalecen para hacer el bien?  Toma un momento para recordar sus rostros, sus palabras de ánimo y sus presencias fortalecedoras.  ¿Qué si fuera Dios el que estuviera en esa lista?



En la segunda carta de Pablo a sus amigos en Tesalónica, en el capítulo 2, versículos 16 y 17 leemos, “Que nuestro Señor Jesucristo mismo y Dios nuestro Padre, que nos amó y por su gracia nos dio consuelo eterno y una buena esperanza, los anime y les fortalezca el corazón, para que tanto en palabra como en obra hagan todo lo que sea bueno.”  La oración de Pablo por sus amigos era para que ellos fueran animados y fortalecidos.




El ser alentado es obtener una transfusión de valor para tu corazón.  Repentinamente, posees más confianza y esperanza con la situación que enfrentas.  El ser fortalecido es como cuando alguien te ayuda con la última repetición en la sala de pesas, el cumplimiento de la tarea se facilita en gran manera.




Esta es mi oración para ti también, que puedas ser animado en cada hecho y palabra; que tus dichos y tu comportamiento reflejen la fortaleza interna de tu corazón. 
Prepárate para la competición de hoy con valor y fortaleza.
 
El plan de lectura:
Mateo 5:1-12
Hechos 6
Salmo 10

No comments:

Post a Comment