Sunday, January 6, 2019

O P O R T U N I D A D
Marcos 14:3-7


¿Puedes recordarte de un tiempo cuando las cosas iban tan bien en tu deporte que no querías que terminaran?  Tú deseabas que esa sensación de triunfo durara por largos días, pero rápido desaparecía.  Jesús tuvo días similares de los cuales podemos leer.




En Marcos capítulo 14, versículos del 3 al 7 leemos, “En Betania, mientras estaba él sentado a la mesa en casa de Simón llamado el leproso, llegó una mujer con un frasco de alabastro lleno de un perfume muy costoso, hecho de nardo puro. Rompió el frasco y derramó el perfume sobre la cabeza de Jesús.  Algunos de los presentes comentaban indignados:    —¿Para qué este desperdicio de perfume? Podía haberse vendido por muchísimo dinero] para darlo a los pobres.  Y la reprendían con severidad. —Déjenla en paz —dijo Jesús—. ¿Por qué la molestan? Ella ha hecho una obra hermosa conmigo. A los pobres siempre los tendrán con ustedes, y podrán ayudarlos cuando quieran; pero a mí no me van a tener siempre.”




Enfócate en las palabras, “A los pobres siempre los tendrán con ustedes, y podrán ayudarlos cuando quieran; pero a mí no me van a tener siempre” y recuerda los mejores momentos de tu carrera atlética.  Piensa qué preciosos son esos sentimientos y recuerdos para ti.  Ahora cuando reconozcas un momento así, adopta la filosofía de Jesús y exprime hasta la última gota de bien de él.  Cuando llegue otra gran victoria, quédate allí tanto como puedas; saborea el momento y medita en su significado.  Paga cualquier precio para disfrutar cada gota de su valor y aroma; lo que sea necesario, las cosas mundanas de la vida están siempre allí, pero momentos como éstos son fugaces y pocos.  Reconócelos y disfrútalos al máximo.  Compite bien este día y puede ser que hoy consigas crear un momento así. 

El plan de lectura:
Mateo 3:13-17
Hechos 4:1-22
Salmo 6
Génesis 15-17

No comments:

Post a Comment