Wednesday, January 9, 2019

D E T E R M I N A C I Ó N
Isaías 50:7

 Alguna vez has conocido a un competidor  que parecía tener una voluntad inquebrantable para vencer?  Una vez que él hubiera puesto su mente en una meta, no la removería por ninguna causa.  A lo mejor tú eres así.  Muchos de los grandes competidores son así.


En el libro profético de Isaías en el capítulo 50, verso 5 leemos acerca de la actitud de determinación, “Por cuanto el Señor omnipotente me ayuda, no seré humillado.  Por eso endurecí mi rostro como el pedernal,  y sé que no seré avergonzado”  Algunos de nosotros estamos tan comprometidos con nuestras metas, que en el día del juego, nuestros rostros parecen que han sido tallados de una piedra.  Nuestra determinación es tan fuerte que no podemos ser perturbados por ruidos o distracciones externas.


A pesar de que Isaías estaba expuesto a una posible vergüenza, él siguió adelante en pos de sus metas.  Él lo hizo porque tenía una confianza profunda en Dios y podía sentir su ayuda día tras día.


Mientras compites hoy y mientras sigues adelante hasta terminar esta temporada, pon tu rostro como un pedernal.  Enfócate fuertemente en las metas de tu equipo y no permitas que nada te disuada de su cumplimiento.  Confía en tus compañeros de equipo, tu equipo de entrenadores y finalmente confía en que tu Dios te ayuda  en esta maravillosa búsqueda. 

El plan de lectura:
Mateo 4:18-25
Hechos 5:17-42
Génesis 24

No comments:

Post a Comment