Saturday, December 8, 2018

R E A L    P O D E R
Salmo 147:10-11

¿En cuál aspecto de tu deporte tienes lo mejor sentido de la fuerza o el poder?  Tal vez sea en la sala de pesos, tal vez durante los ejercicios en el entrenamiento, o aun en el día del partido cuando es todo esta en peligro.  ¿Cómo central es ese sentimiento al disfrutar el deporte?

En Salmo 117 y versos 10 y 11, leemos sobre donde Dios se siente el poder y la fuerza.  Se lee, “El Señor no se deleita en los bríos del caballo, ni se complace en la agilidad del hombre,  sino que se complace en los que le temen, en los que confían en su gran amor.”

Parece que ni los medidos normales de la fuerza ni las vasijas usuales para poder impresionan a Dios.  Ni el caballo más fuerte ni la atleta en lo mejor estado físico que le da el gusto.  En vez de eso, a El le gustan mucho los que le dan el respecto y los que ponen su confianza en el.

La mayoría de entrenadores son así también.  Quizá parezca que el jugador mas bueno les impresione, el jugador poderoso con la fuerza y el veloz, pero si estas con ellos por mucho tiempo, escucharas los cuentos sobre sus verdaderos preferidos.  Ellos son los que son reclutados y los que confían a sus entrenadores.  Ellos son los que fomentaron unidad entre sus compañeros y se sacrificaron para que el equipo sea mejor.

Buenos entrenadores, como el Señor mismo, encuentran el gozo y se deleitan en los jugadores que muestran el respecto y desplieguen la confianza.   Ten este objetivo en la competición hoy y exhibirás el real poder y la real fuerza.

El plan de leer:
Revelación 5
Job 31:1-23
Amós 1-2

No comments:

Post a Comment