Friday, October 12, 2018

D I R E C C I O N
Proverbios 16:9

¿Te has preguntado alguna vez por que tu camino parece zigzaguear?  ¿Por qué estoy aquí?  ¿Cómo terminé en este lugar cuando andaba por allá?  Muchas atletas hacen estas preguntas mientras consideran sus caminos en busca de sus metas deportivas.

En Proverbios 16 y verso 9 tal vez encontramos una repuesta, “El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el Señor.” 

Cada atleta que conozco a veces se acuesta en su cama y sueña con lo que le gustaría lograr, los premios que quisiera recibir, la carrera que quisiera buscar.  En su mente, él hace su camino.

Pero de alguna manera, en ese camino a realizar sus sueños, se desvía y en breve no está seguro de cómo terminó así.  Aquí está la palabra consoladora en este versículo.  Es el modo en que el Señor nos encamina a lo largo de la senda hacia cumplir sus propósitos en nuestras vidas.  El Señor ve claramente el mejor camino para nosotros.  Él ve muy claramente lo que necesitamos en preparación para nuestro último lugar en servirle.  Es cierto que podemos hacer planes – y es bueno hacerlos – pero es el trabajo de Dios encaminarnos a lo largo de la vida.

Ya has hecho tus planes… un campeonato.  Ahora búscalo con todo lo que tengas, y no te frustres si el camino está de entrenamientos, heridas y decepciones.  ¡Compete muy bien hoy!

El Plan de Lectura Bíblica:
Santiago 5:13-20
Eclesiastés 9
Jeremías 30-31

No comments:

Post a Comment