Monday, July 2, 2018

E S C L A V I T U D
Juan 11:44

¿Has visto alguna vez a un compañero o amigo que parece estar atado a algo?  Es como que si algo envolviera su vida, asfixiándolo.  ¿Cómo ayudar en esta situación?  ¿Que se puede hacer para liberarlos?  Jesús hizo esa misma cosa en la carta que leeremos hoy.


Leemos de nuevo sobre Jesús y Lázaro en el capítulo 11 y versículo 44 en Juan, “El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario.   —Quítenle las vendas y dejen que se vaya —les dijo Jesús.”



Lázaro estaba atado con una mortaja y su cara estaba cubierta con un sudario.  Hacia cuatro días que estaba en una tumba, llevaba estas vendas  porque era lo que se les ponía a los muertos.  Pero aquí viene caminando de la tumba, y Jesús manda que le quiten las vendas y que le dejen que se vaya.  Los hombres vivos no llevan mortajas.


 Tu compañero o amigo tal vez esté atado con algo igualmente impropio.  Malas relaciones, una adicción a las drogas, una actitud de derrota y desesperación no caben en este equipo.  Son inadecuados para un grupo así.  Jesús dice lo mismo a nosotros, “Quítenle las vendas y dejen que se vaya.”


 Lo que sea que tenga atado a tu compañero o amigo, busca la manera de liberarlo.  Podemos ayudarlos a quitar las vendas y restablecer la libertad.

Mientras compites hoy, suelta a tus compañeros para que jueguen con grandeza, animándose y retándose unos a otros.  Juega sin egoísmo y ten un enfoque poderoso en el partido.

El Plan de Lectura Bíblica:
Lucas 7:18-35
Colosenses 1:15-29
Salmo 125
1 Crónicas 3-4

No comments:

Post a Comment