Saturday, May 5, 2018

PODER, AMOR Y DISCIPLINA
2 Timoteo 1:7

De vez en cuando nos encontramos un contrincante en la competición que según todos es invencible y produce temor en el equipo.  Algunos contrincantes parecieran que crecen más y más a medida que se acerca el día del partido.  Los reportajes en los medios de comunicación y los comentarios que van de boca en boca nos hacen creer que los oponentes son gigantes.  ¿Cómo debemos enfrentar a tales adversarios?

En la segunda carta de Pablo a su amigo tímido llamado Timoteo, en el capítulo 1 y verso 7, dice, “Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio.”  Tus adversarios en la cancha son buenos y merecen el respeto tuyo.  Sin embargo, NO merecen tu temor.  El trabajo del Espíritu de Dios dentro de nosotros no nos trae temor sino valor.

En vez de temor, esto es lo que Dios nos da:
1)  Poder... no sólo poder físico, sino poder que proviene de adentro.
          2) Amor... no hablo de una atracción de una chica o chico, sino una fuerza poderosa que busca un bienestar más alto para aquéllos que nos rodean.  Cuidado y sacrificio por los compañeros, entrenadores, familia… esto es el verdadero amor.
3) Dominio de ti mismo…  no sólo para poder trabajar para lograr buenas notas en las clases, sino que tener dominio de ti mismo para hacer lo correcto y  para una valoración correcta de la verdad.

          A medida que se acerca la competición, recuerda que tus contrincantes no merecen tu temor.  Es más, ejecuta el poder, el amor y dominio de ti mismo en el gran día del juego.     

El Plan de Lectura Bíblica:
Marcos 11:1-11
2 Corintios 3
Salmo 99

No comments:

Post a Comment